PARQUE JAUME I

De huertos semiabandonados a gratísimo espacio natural y de recreo en pleno centro de la ciudad. Ésa es la transformación experimentada por el parque Rey Jaime I, entre las calles Candalix, Nuestra Señora de la Cabeza y Luis Gonzaga Llorente.

Los antiguos Hort del Carme y Hort dels Ullets, a partir de los cuales se creó, fueron repoblados con numerosos ejemplares de palmeras datileras. Asimismo, se plantaron árboles frutales y ornamentales y, para la reposición de la cubierta vegetal, se emplearon especies autóctonas como la alfalfa y el agret.