La feria de San Andrés

|

30th, Nov

Autor: Joan Castaño

Director del Museo Municipal de la Festa

La Feria de San Andrés, que cada año tiene lugar en Elche en los meses de otoño e invierno, tiene su origen en 1322 cuando el rey Jaime II de Aragón, tras incorporar la villa al Reino de Valencia, le otorgó un privilegio por el cual concedía exención de impuestos y gravámenes durante quince días a todos los comerciantes que concurrieran a nuestra ciudad. De esta manera los artesanos y labradores ofrecía libremente sus productos y los ilicitanos podían abastecerse de aquellos utensilios o elementos necesarios para su vida cotidiana.

 Esta feria se celebraba, tradicionalmente, en la Plaça de Baix donde se montaban las casetas y paradas necesarias. La afluencia de gentes era considerable ya que también acudían, atraídos por el reclamo comercial, habitantes de nuestras poblaciones vecinas. Incluso era frecuente la prolongación de la misma hasta el periodo navideño, tras la solicitud del correspondiente permiso. Con la apertura en el siglo XIX de la carretera que unía Alicante con Murcia, que pasaba por la citada plaza Mayor, la feria, para evitar incomodidades, fue trasladada a la plaza de la Merced.

Ya a finales del siglo XIX y principios del XX, la existencia de una industria alpargatera pujante y la presencia en la ciudad de tiendas y comercios abiertos y bien surtidos durantes todo el año, hicieron decaer la parte comercial de la “Fira de Sant Andreu” que, según las crónicas, acabó definitivamente en 1910. Sí se mantuvo, en cambio, la parte dedicada a atracciones infantiles que siempre habían acompañado a los puestos de venta.

De esta manera, los “cavallets”, como eran conocidas genéricamente en Elche estas atracciones, siguieron viniendo cada año fieles a su cita con nuestra feria, cuyo origen, como hemos visto es medieval. Una feria que, con el paso del tiempo, ha tenido que buscar emplazamientos amplios para su instalación. El Cuartel Viejo (o Pisos Azules), la plaza de Barcelona, el paseo de la Comunidad Valenciana, el polígono de los Palmerales, la zona de la Universidad y otros muchos parajes ilicitanos han sido escenario de las risas infantiles y del disfrute de generaciones de ilicitanos.

One thought on “La feria de San Andrés

    DEJA TU COMENTARIO