CENTRO DE VISITANTES

Enclavado en pleno Parque Municipal, este edificio de estilo orientalizante fue construido para la exposición comarcal de industria, artesanía y agricultura de 1946. Su perfil es muy llamativo, ya que utiliza las cúpulas como único elemento estructural. Esas formas redondas y su blancura exterior le han valido el nombre popular de «el huevo».

Utilizado como Museo Arqueológico hasta el traslado del mismo al palacio de Altamira en 1984, en 1965 tuvo el honor de albergar durante 14 días el busto de la Dama de Elche en el primer regreso a su lugar de origen. Posteriormente fue Museo de la Palma Blanca y sala de exposiciones.

Desde 2003 es el Centro de recepción de visitantes. Mediante pantallas táctiles y una proyección audiovisual, se ofrece una completa introducción de la ciudad.