TRAMO DE LA MURALLA ISLÁMICA

En el lugar que nos encontramos, situado en la confluencia de la calle Diagonal del Palacio y la calle Fatxo, se puede contemplar parte de una de las torres de la primera fortificación de época islámica de la ciudad de Elche y el trazado de un tramo del lienzo de muralla marcado en la calzada.

A consecuencia de las obras de peatonalización de la calle se documentaron de forma parcial diversas estructuras que pueden interpretarse como un tramo de la muralla de época islámica.
Gracias a estas actuaciones, se evidenciaron vestigios de un muro que atraviesa de forma perpendicular la calle desde los restos de una posible torre, que en origen se interpretó como esquinera. Por las técnicas constructivas del muro y la torre, similares a los documentados en la zona de Transpalacio, así como por algunos de los materiales recuperados, parece que las estructuras pertenecen a la primera fortificación de la madina islámica, que se puede situar en época Califal-Taifal (ss. X-XI).

Con posterioridad, esta primera muralla se refuerza y amplía en época almorávide (s. XI) mediante dos muros de mampostería irregular trabada con argamasa de cal, situados en las caras frontal y trasera del conjunto de la muralla, que contenían un relleno de capas de tierra apisonada y lechadas de cal, alcanzando una anchura total de unos 6 metros, correspondiente a la parte inferior de la muralla.
En este punto de la ciudad histórica no se han recuperado construcciones posteriores de época medieval; no obstante, con el desuso de las murallas como sistema defensivo parece que éstas se reemplean como espacio para la instalación de estructuras hidráulicas, como parece demostrar el descubrimiento de dos aljibes, uno de los cuales presenta un grafiti con la fecha ‘1746’.

.