RUTAS DEL CLOT DE GALVANY

Este humedal es un excelente ejemplo de los marjales costeros que la expansión urbanística relacionada con el turismo ha puesto en peligro. El Clot de Galvany sufrió una grave agresión en 1978 cuando fue sometido a obras de drenaje y movimientos de tierra que alteraron su fisonomía. La presión ciudadana le salvó de la destrucción y el Ajuntament d’Elx se hizo cargo de su gestión y protección.

image_63700_jpeg_800x600_q85