Rutas del Clot de Galvany

Bookmark Enviar a un amigo/a Cuaderno de Viaje
Compartir
0 votos
  1. 0/5 stars
Anterior 1 / 1 Siguiente
photo
photo
photo
/media/ photo video panoramicview image3d audio audioguide postcard background screensaver

Este humedal es un excelente ejemplo de los marjales costeros que la expansión urbanística relacionada con el turismo ha puesto en peligro. El Clot de Galvany sufrió una grave agresión en 1978 cuando fue sometido a obras de drenaje y movimientos de tierra que alteraron su fisonomía. La presión ciudadana le salvó de la destrucción y el Ajuntament d’Elx se hizo cargo de su gestión y protección.

 

 

Rutas

 

Ruta uno:

Discurre por las antiguas terrazas de cultivo donde se ha formado un paisaje adehesado en el que destaca la presencia de viejos algarrobos y olivos, sobre un rico manto de matorral formado por lentiscos, palmitos, efedras, espinos y otras plantas reintroducidas a través de las campañas de revegetación, como la lavanda.

En este primer tramo encontramos huellas del pasado agrícola como las antiguas eras, balsas de riego o muretes de piedra en las terrazas de cultivo, y observamos pájaros como jilgueros o verderones.

En las proximidades del humedal y de los saladares el paisaje se transforma en bandas de vegetación de alcolechas y juncos, que sirven de transición para acceder a los bosquetes de tarays. Éstos se sitúan en las orillas de las charcas, llegando a entrar en contacto con el agua. Sin duda, uno de los mayores atractivos de esta ruta es la existencia de las charcas naturales y artificiales donde, gracias a la existencia de observatorios de fauna, podemos observar con comodidad un gran número de aves acuáticas como las cercetas pardillas o las malvasías.

Ruta dos:

Este itinerario señalizado nos aleja del llano y del humedal, para llevarnos a conocer los montes y lomas del Cabeço-Carabassí, que rodean al Clot.

A lo largo del recorrido podremos observar una importante masa de pinos y las comunidades vegetales propias del terreno, con la presencia de palmitos y lentiscos, sobre el tapiz del matorral aromático de tomillos, destacando la presencia de cantueso y romero.
En esta zona también florecen dos especies de orquídeas silvestres de gran belleza, aunque su pequeño tamaño y lo breve de su época de floración, hace difícil su localización para el observador.

Conforme se gana en altura, se accede a interesantes vistas sobre el humedal y los saladares, permitiéndonos así un mayor conocimiento del mismo; la existencia de diversos miradores nos permiten acceder a hermosas vistas tanto del humedal como de los montes que lo rodean y de humedales próximos (Fondet de la Senieta, Agua Amarga,...) e incluso de los imponentes cordones dunares del Altet y Arenales.

A lo largo del recorrido se pueden observar diversas estructuras militares (trincheras, búnkeres,...) herencia de la Guerra Civil y testimonio del pasado histórico del paraje.

En este ambiente montano podremos observar la fauna típica de los ambientes forestales, tanto aves como pequeños mamíferos, entre los que destacaremos por su belleza y simpatía al escurridizo Lirón careto.

 

Más información

Cómo llegar:

Desde el núcleo urbano de El Altet a 11 km de Elche, se coge la Nacional 332 en dirección Santa Pola y luego a la izquierda hacia los Arenales del Sol. Siguiendo la carretera pasamos la urbanización de Los Arenales hasta llegar al Aula de la Natura del Clot de Galvany.

Las rutas señalizadas parten del Aula de la Natura, donde los visitantes pueden obtener amplia información sobre los distintos recorridos, normas de uso y todo tipo de detalles que harán la estancia más amena e interesante.