Ruta de las Palmeras Singulares

Bookmark Enviar a un amigo/a Cuaderno de Viaje
Compartir
0 votos
  1. 0/5 stars
Anterior 1 / 1 Siguiente
photo
/media/ photo video panoramicview image3d audio audioguide postcard background screensaver

Descarga el folleto aquí: RUTA PALMERAS SINGULARES

LA PALMERA IMPERIAL

Reina absoluta del Palmeral de Elche y ejemplar único en su especie. Debe su nombre a la emperatriz Elisabeth de Austria, la popular Sissí, que quedó maravillada cuando la contempló en otoño de 1894. El espectacular conjunto está formado por una palmera macho y siete hijuelos o brazos que han crecido de forma simétrica del mismo tronco.

 

LA GOLONDRINA

Este dinosaurio vegetal de más de 200 años de edad es, con sus 30 metros, el ejemplar más alto del Pameral ilicitano, sobre el que se eleva como el ave que le da nombre. En la última década su salud se ha visto mermada por su longevidad y por causas naturales, ya que al ser tan alta le resulta cada vez más dificultoso bombear la savia hasta la copa.

 

EL CANDELABRO

Pariente cercana por su morfología y rareza de la Palmera Imperial, presenta la singularidad de que a unos 4 metros de altura le brotan 5 brazos, pero no repartidos alrededor del tronco, sino en dos extremos opuestos, donde se alinean como un candelabro judío o “menorá”. Solo una de cada 30.000 palmeras presenta características similares.

 

LA PIPA DE SAN PLACIDO

Esta singular palmera ha ido tumbándose poco a poco mientras crecía sin dejar de buscar la verticalidad. Un ejemplo de geotropismo común en las plantas que ha acabado por asemejarla a una pipa. En los últimos años se le ha colocado un trozo de tronco de palmera como soporte para que no siga cediendo y retome el crecimiento hacia arriba.

 

LA FRANCISCA

Esta palmera hembra está dedicada a Francisco Guilabert Gonzálvez (hay otras muchas en el Parque Municipal bautizadas en honor a personajes y colectivos). Destaca por su vigorosidad y su gran 'balona', el ensanchamiento al final del tronco, que puede tener forma cuadrada, redonda como un balón, como una copa o alargada en forma de tinaja.

 

LA PALMERA DEL COLOM

Ejemplar único por su morfología, ya que comienza a crecer recta, a unos 2 metros empieza a inclinarse, a unos 9 llega a doblarse casi horizontalmente para después, en su último tramo, volver a enderezarse. Es habitual ver a las palomas del cercano palomar posarse en la curvatura de su tronco, de ahí su nombre ('colom' es palomo en valenciano).

 

EL TRIDENTE

Ejemplar único en el Palmeral ilicitano por su morfología, recibe su nombre de los tres brazos de similar tamaño que surgen de su tronco a unos tres metros del suelo. Es una composición vegetal de extraordinaria rareza, ya que es muy difícil encontrar otra palmera con ese número de hijuelos a esa altura y distribuidos de forma tan simétrica.

 

EL TIRACHINAS

El origen del nombre de esta palmera es evidente con solo contemplarla: a un metro del suelo el tronco se bifurca en dos brazos que crecen de forma paralela y adquieren forma de Y. Es un fenómeno botánico muy raro y uno de los pocos ejemplares localizados en todo el Palmeral con esta singular composición.

 

EL TORNILLO

El crecimiento en espiral de esta palmeral ha creado unas curvas muy pronunciadas en su tronco, características que la sitúan como uno de los ejemplares con formas más caprichosas del Palmeral. No se conoce el motivo por el que un ejemplar que crece recto a una cierta altura empieza a experimentar disfunciones de este tipo.

 

LA 'BONICA'

Esta palmera está considerada por quienes cuidan del Palmeral como la más bonita entre las datileras que no tienen brazos y un modelo en su especie. Este título honorífico se debe a la cantidad de palmas que produce, con hojas de raquis recto sin apenas curvatura, ramas planas y lisas con multitud de foliolos que crean una sombra muy frondosa.

 

LA TOMBÀ DEL MUR

Desde su primera etapa de crecimiento esta palmera ya presentaba una inclinación pronunciada, que fue en aumento a medida que alcanzaba mayor altura, hasta llegar al punto de estar apoyada en el muro perimetral de la finca. Sin ese soporte, esta palmera tan bella y singular, que nace en un  huerto pero crece en la calle, no existiría.

 

LA PIPA DE SEMPERE

Esta es posiblemente la palmera “pipa” más larga de Elche y recibe su nombre del huerto en que se encuentra. Se trata de ejemplares que en un momento de su crecimiento comienzan a tumbarse, sin llegar a caer, para retomar su crecimiento vertical años después. Es habitual apuntalar su base con un tronco seco de otra palmera para que no caiga.

 

EL ARACELI

Este ejemplar, que se encuentra en pleno corazón del Palmeral, es una réplica con sus brazos de la Palmera Imperial cuando era del mismo tamaño. También presenta cierta similitud con el Araceli, uno de los aparatos aéreos de la representación del Misteri d'Elx, encargado de subir al cielo a la Virgen de la Asunción, patrona de la ciudad.

 

LA PIPA REAL

Es la palmera “pipa” más tumbada del Palmeral ilicitano y a pesar de sus cerca de 9 metros, se puede acceder a su copa simplemente andando sobre su tronco, al tener gran parte del mismo a ras del suelo. Este ejemplar creció de forma vertical, pero un día se cayó y siguió creciendo en esa posición, al tener sus raíces bien cogidas al suelo.

 

LA COBRA

Con las tres cuartas partes de su tronco extendido sobre el suelo y el último tramo alzándose en vertical, este curioso ejemplar recuerda a una cobra en situación amenazante. Por tales características, no pasa desapercibida a los clientes del hotel y suele servir de fondo e incluso de asiento en entrevistas televisivas a destacados huéspedes.

 Previa petición de visita en la recepción del hotel

 

LA PALMERA DEL FORAT

Ideal para llevarse un recuerdo de Elche en forma de foto divertida y enmarcada en una palmera. Este ejemplar presenta un orificio en el centro del tronco, pero a pesar de que el agujero (“forat”) lo atraviesa de un lado a otro, presenta un excelente estado de salud. Las datileras son capaces de presentar grandes heridas y seguir vivas.

 

LA PALMERA DE DON DIEGO

Del tronco de este singular ejemplar brotaron cinco brazos, aunque en la actualidad quedan cuatro. Fue cedido al Parque Municipal por su propietario, el industrial Diego Ferrández Ripoll, alcalde de la ciudad en dos periodos, 1924-25 y 1930-31. Se plantó en este lugar en 1945, un año antes de que se abriera el jardín al público.

 

LA PALMERA DE LA FONT

Este espectacular conjunto de ocho brazos fue instalado en su actual emplazamiento tras ser cedido por la familia Rico Román para una ampliación hacia el este del Parque Municipal, en 2013. Su gran envergadura -cuatro metros de diámetro y siete de altura- hizo necesario la instalación de una estructura metálica para sujetarlo. 

 

LA PALMERA  TALEB RIFAI

Este bello ejemplar, que guarda muchas similitudes con la Palmera Imperial en su juventud, se caracteriza porque a medio metro de la base le salen siete brazos armónicamente repartidos, aunque en sus inicios contaba con uno más. Está dedicada a Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), organismo de Naciones Unidas (ONU), del que Elche forma parte.

 

LAS PIPAS DEL TRAVALÓN BAJO

Estas dos palmeras “pipa” se hallan muy próximas entre sí, algo poco habitual. Ambas han crecido inclinadas y al recuperar la verticalidad una de ellas lo ha hecho como una columna salomónica, con tirabuzón incluido. Un paseo en barca por el lago artificial que sobrevuelan permite apreciar mejor sus singulares formas.

 

LA CENTINELA

Con sus 25 metros de altura desde el suelo hasta la “balona”, sin contar las palmas, este auténtico rascacielos vegetal de más de 200 años es el segundo ejemplar más alto del Palmeral, después de La Golondrina. Recibe su nombre en honor a Pepe Tejera, cantante ilicitano que en una de sus canciones dedicadas a Elche llama a las palmeras “centinelas de mi pueblo”.